23/12/2016

Desarrollo comunitario breve de los proyectos

Dignidad ONGD
23/12/2016
  • Desarrollo Comunitario Breve De Los Proyectos 1/1

Dignidad trabaja en Mozambique desde 1994. En aquel tiempo el país todavía estaba en guerra y la actividad de Dignidad se centraba casi exclusivamente en la ayuda asistencial: alimentos, ropa, medicinas, etc. En 1996 se construyó la primera escuela de educación primaria, en la provincia de Maputo. Desde entonces, la mayor parte del trabajo ha estado centrado en la educación, considerando ésta como herramienta fundamental en la lucha contra la pobreza. Desde entonces se han construido o equipado escuelas primarias e infantiles en las provincias de Maputo (distrito de Sikwama), Zambezia (distrito de Luabo) y Nampula (distritos de Ribáuè y Lalaua). Junto a las escuelas han sido necesarias otras construcciones: puestos de salud, pozos, casas para profesores...

En todos estos proyectos se han implicado las comunidades beneficairias, así como las estructuras educativas del país. En la fase inicial la implicación de las instituciones educativas fue algo simbólico, aumentando progresivamente con el paso del tiempo, hasta que la gestión de las escuelas ha ido pasando progresivamente a manos del gobierno. En el momento actual, Dignidad gestiona únicamente una ecuela primaria, con 632 menores matriculados, en la localidad de Marcação (Luabo). 

Desde el año 2010 ha habido una creciente implicación de Dignidad en la alfabetización y educación de adultos (AEA). El impacto que tiene la alfabetización de un adulto, especialmente una mujer, en su familia y comunidad es enorme. Valga como muestra los resultados de un trabajo de investigación de Emmanuela Gakidou en 176 países, que muestra que una educación básica de las madres explica la reducción de las tasas de mortalidad de menores de 5 años en un increíble 50%.

Durante 2017 se han matriculado en el programa de AEA más de 1.200 adultos, la mayor parte mujeres. La iniciativa se centra en los distritos de Milange y Mangombo (Zambézia), distribuida en 62 centros, la mayoría rurales. Los indicadores sobre educación muestran un analfabetismo rural en las mujeres de más de 25 años superior al 90%, de ahí la importancia y pertinencia del proyecto.