Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.
 

Blog

‘AfCFTA’, la zona de libre comercio más grande de todo el mundo se pone en marcha en el continente africano

En los últimos días del año 2021 se puso en marcha el Acuerdo de Libre Comercio Continental Africano (AfCFTA). No se trataba de un mero trámite o de un nuevo conglomerado sin más. Sino que representa la creación del mayor mercado único de productos y servicios del mundo con la idea añadida. Y eso por no hablar de que cambiará la desdichada “suerte económica” del continente.

Y es que con este nuevo acuerdo se busca, de esta manera, hacer un llamamiento a los empresarios de la zona para que estos aprovechen las oportunidades que vienen de la mano de este desarrollo histórico. Una nueva vía para explorar nuevos mercados y crear nuevas asociaciones dentro del sector comercial.

A su vez, ahora se podrá comerciar oficialmente bajo las condiciones de la zona de libre comercio del continente africano. Una vez logrado se convertirá en un instrumento de desarrollo para África y se acabará así con el actual modelo económico imperante durante los últimos 50 años y que venía de la influencia de los colonizadores.

La mayor zona de libre comercio sin trabas en el mundo

En cifras, este acuerdo se traduce en un mercado de más de 1.200 millones de personas (que según los cálculos demográficos podrían llegar a ser 2.500 para dentro de unos 30 años). Además, de un PIB conjunto de unos 3,4 billones de dólares.

En total han sido casi todos los estados miembros de la UA (solo está fuera Eritrea) los que han rubricado esta nueva fórmula económica que entró en vigor hace ya 2 años. Sin embargo y pese a las buenas noticias con las que nació no son pocos los retos que se le presentan al continente africano a nivel comercial:

  • África está dividida en diferentes Comunidades Económicas Regionales (CER) que deben colaborar entre sí en lugar de luchar para, entre todas, beneficiarse de forma conjunta de este nuevo desafío económico.
  • Todavía existen barreras no arancelarias (como leyes, cuotas o estándares) que pueden traer consigo costos comerciales significativamente más altos que los propios aranceles. Estos últimos sí que serán eliminados (bajo un principio de reciprocidad) en un 90 % de los productos.
  • Una red de carreteras que en muchos casos está en muy malas condiciones y con mucho tráfico y por donde debe ir el transporte del 80 % de los bienes y el 90 % de personas en el continente africano. De persistir este problema solo se daría ventaja a aquellos países con una infraestructura portuaria y terrestre desarrollada.

Si se solventan todos esos impedimentos, según la Comisión Económica de la ONU para África (UNECA), el acuerdo podría incrementar el comercio en el interior del continente en más de un 50 % para el próximo año. Pero eso no es todo ya que además se favorecerá el crecimiento económico, las inversiones extrajeras y una nueva industrialización.