Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.
 

Blog

LA IMPORTANCIA DE LAS LENGUAS MATERNAS

El aprendizaje es clave para empoderar las personas, para posibilitar que lleguen a ser ciudadanos críticos y realizados. Un aprendizaje de calidad debe estar integrado en la propia cultura y tradiciones y, al mismo tiempo, ser capaz de adaptarse a lo diferente, a lo extraño. El papel de las lenguas es fundamental en el logro de este tipo de aprendizaje. Existen muchos prejuicios y confusiones acerca de las lenguas africanas que sugieren que son un obstáculo para el aprendizaje.

En Mozambique se hablan al menos 16 idiomas (35 según algunas fuentes) y otro buen número de dialectos, además de la lengua oficial, el portugués, legado del tiempo colonial. En una publicación de 1953 la UNESCO ya destacó la importancia de educar a los niños en su lengua materna. La elección de la lengua de enseñanza y la política lingüística en las escuelas es crucial para el aprendizaje eficaz. La lengua materna constituye el medio ideal para enseñar a un niño o a un adulto que no esté familiarizado con otro idioma. Ahora, el principal problema lingüístico con las lenguas nativas es que son orales, no tenían (y muchas aún no tienen) un lenguaje escrito, no existe una formalización literaria.

Transformar una lengua no escrita en literaria, con su estructura gramatical y fonética, con una escritura y ortografía prácticas, es una labor ingente. Debo mencionar aquí la inmensa contribución de los misioneros y las diferentes entidades implicadas en la traducción de la Biblia a las lenguas vernáculos, en todo ese proceso de formalización de las lenguas nativas.

Es cierto que la mundialización, así como la realidad del trasfondo colonial, con la adopción del portugués como idioma oficial, nos obliga a plantear la necesidad de plurilingüismo. Por un lado, la lengua madre debe ser preservada, por ser una expresión de la cultura y la identidad de una comunidad, pero por otro, ningún individuo debería desconocer el idioma oficial de su país.

Lo ideal sería planificar una educación plurilingüe, que durante los primeros años se basa en la lengua materna y posteriormente incluye el idioma oficial, el portugués en el caso de Mozambique. Es de gran importancia considerar que el vínculo entre el uso de la lengua en el aula y la vida del educando fuera de la escuela determina si lo que se aprende se puede aplicar, es decir, si tiene una incidencia sobre el desarrollo personal y social.

La experiencia de Dignidad, tanto en niños como en alfabetización de adultos confirma los magros resultados de una educación en portugués en vez de en la lengua materna, especialmente en las zonas rurales, donde apenas un pequeño porcentaje de la población habla portugués.

Este año, desde Dignidad, emprenderemos por primera vez un programa piloto de alfabetización de adultos en sus lenguas maternas, intentando dar respuesta a algunas de las cuestiones suscitadas en el texto anterior.

Colabora con Dignidad