Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.
 

Blog

Inicio de las clases

La Escuela Dignidade

Cada vez que visito la escuela Dignidade, en la aldea de Marcação es toda una fiesta. Después de unas tres horas de viaje en un vehículo 4X4, para recorrer apenas 15 km (imagina el camino), te vas acercando a la escuela y se empieza a oír un griterío infantil en medio de la sabana. ¡En la escuela han oído que viene un coche! Es muy poco frecuente el paso de vehículos por el camino de la escuela. A lo sumo alguna moto y eso sí, muchas bicicletas.

La chiquillería, el alumnado de los primeros cursos, sale corriendo hacia el coche. Nos rodean, se cuelgan de los estribos (con el consiguiente peligro). Avanzamos lentamente arropados por esa multitud exultante y ruidosa. ¡Cómo me encanta su bienvenida! Llegamos a la explanada de la escuela y ahí está el director con algunos de los miembros del equipo docente esperándonos. Sonrisas, abrazos, la alegría del reencuentro. Cada visita la misma rutina, pero nunca me canso de vivirla.

Alfabetización de adultos en Montepuez y Pemba

Aún a riesgo de ser pesado y reiterativo, no puedo evitar mencionar el horror de la guerra en el norte del país, no muy lejos de donde trabajamos. Grupos armados yihadistas de la facción Al Sabbath asolan las aldeas, asesinando indiscriminadamente y obligando a la población a huir despavorida. Los esfuerzos del ejército de Mozambique, unido a la ayuda internacional no han servido hasta ahora para mucho.

Dignidad lleva trabajando varios años en esta región, especialmente entre los lugares habilitados por el gobierno para atender a la población desplazada.

En la actualidad nuestro esfuerzo se centra en la alfabetización de adultos pues la población desplazada es mayoritariamente analfabeta. Trabajamos en cuatro centros de desplazados, donde atendemos a 150 personas, la mayoría mujeres.

Dado que la gran mayoría de la población desplazada no habla portugués, pues es originaria de zonas rurales muy pobres y deprimidas, la alfabetización se lleva a cabo con un sistema novedoso en sus lenguas maternas: makua y makonde.

El próximo mes de abril tenemos previsto comenzar en la ciudad de Pemba otros 10 grupos con aproximadamente 100 adultos matriculados.